hosting-web-saas

Muchas veces pensamos en los servicios de alojamiento web únicamente como parte de nuestro proyecto en Internet. Sin embargo, también pueden convertirse en una fuente de ingresos si sabemos explotarlos adecuadamente.

Hablamos de un tipo de servicio que es prácticamente “de primera necesidad”, si nos circunscribimos al entorno de Internet. Nadie puede tener una página web si no tiene un servidor, sea gratuito, compartido, dedicado, propio, virtual o como más nos guste.

De ahí que muchos bloggers, empresas y usuarios hayan visto las ventajas de comercializar los servicios de hosting web, aunque no sea propiamente su actividad. Ejemplos tenemos a montones en toda la red. Me limitaré a explicar algunas de las formas de ganar dinero con un hosting.

 

1. Vender alojamiento web como reseller

Se trata de un servicio muy apropiado para las empresas del mundo digital relacionadas con el desarrollo web. Informáticos, empresas de marketing online, desarrolladores de aplicaciones, propietarios de aplicaciones… muchos profesionales necesitan trabajar con un hosting web y necesitan vender espacio a sus clientes, por ejemplo, para poder manejar un software como servicio, también conocidos como SaaS.

Por eso, los reseller dan bastante más facilidades, ya que venden el servicio desde su propia página web y el servidor se encarga de toda la parte técnica: el mantenimiento de los servidores, la administración, etc.

 

2. Vender servicios de hosting como afiliado

Los programas de afiliados de hosting abundan en la red. Pero lo mejor es que, al tratarse de un servicio de carácter digital y de primera necesidad, el usuario no se lo piensa tanto a la hora de contratarlo, ya que hablamos de una cantidad de dinero baja y de nula competencia en el ámbito offline.

Por supuesto, el negocio de los servicios de alojamiento web también tiene su complicación. No todos los hosting son buenos, y si vendemos como afiliado uno que tiene mala fama, nuestros lectores se acordarán de nosotros si tienen una mala experiencia y vendrán a contárnoslo a nuestro blog.

 

3. Recomendar productos

Los programas de afiliación suelen ser una parte más sofisticada de otro tipo de negocio: las recomendaciones. Un cliente no tiene mucha idea de cómo abrirse una página web, ni de cuál hosting es mejor, ni de cuánto espacio necesita, con lo que el desarrollador web se limita a recomendarle el hosting que él usa y darle de alta, con su previa autorización, incluyendo sus datos. Luego el cliente confirma que te ha autorizado para darle de alta y el informático se lleva una comisión por traer a un cliente nuevo. Una forma práctica y sencilla de obtener algún dinero extra.

 

¿Qué otras formas conoces de ganar dinero con un alojamiento web que no tengan que ver con la autoexplotación del mismo?